Incap. Temporal

Pagina en elaboración 


LA NUEVA RECLAMACIÓN ADMINISTRATIVA PREVIA EN MATERIA DE PRESTACIONES DE SEGURIDAD SOCIAL

(Incluye modelos de reclamación  previa y demanda contra alta médica)

Vicente Albert Embuena. Profesor asociado de la Universidad de Valencia.
Especialista en Derecho del Trabajo y Seguridad Social.




Interesante y útil recurso en unos tiempos en que las Unidades de Calificación de incapacidades van desaforadas dando altas a pacientes hospitalizados varias semanas


¿SABES QUE EL GOBIERNO PLANTEA UNA REFORMA DE LA INCAPACIDAD TEMPORAL (BAJAS MÉDICAS)?

El proyecto de RD de IT que presenta el gobierno supone un nuevo ataque contra los derechos laborales y sociales de los trabajadores/as, una reforma ideológica,
basada en criterios meramente económicos, que atentan contra la salud de los ciudadanos/as, y de una eficacia nula, ya que obligará a destinar más recursos para presionar a los trabajadores/as a quienes se pretende que se fuerce el alta pese a estar enfermos/as.

Por tanto, es UNA REFORMA:
INJUSTA

  • Facilita el despido a trabajadores/as con bajas médicas inferiores a 20 días.
  • Permite el control de la IT por las Mutuas desde el primer día de baja (sin que tengan la gestión hasta el día 16º), y permite el alta médica por silencio administrativo, si en el plazo de 4 días desde que la Mutua presenta la propuesta de alta el médico del Servicio Público de Salud no contesta.

Después de la última reforma laboral, son las bajas médicas inferiores a 20 días las que computan a efectos de despidos. Es prácticamente imposible que, en caso de propuesta de alta médica indebida por parte de la Mutua, el trabajador/a, pueda impedir el alta médica.
  • Provoca indefensión jurídica del trabajador/a y atenta contra el derecho a la asistencia sanitaria.-

Al trabajador/a no se le concede la calidad de parte interesada, tal y como regula normativa de rango superior a este proyecto de RD de IT. Así AL TRABAJADOR/A SE LE ELIMINAN LOS SIGUIENTES DERECHOS:
  • No sabe que se hace propuesta de alta médica por la Mutua y por tanto no puede recurrirla (sólo tiene noticia cuando se le comunica el alta médica por la Mutua).
  • No recibe ninguna documentación hasta que se le notifica el alta médica.
  • No puede hacer ninguna reclamación desde que se hace la propuesta de alta por la Mutua hasta que recibe el alta médica.
  • Siendo las Mutuas entidades privadas se convierten en juez y parte al poder decidir (mediante el silencio administrativo) cuando corresponde el alta médica.
  • Si el trabajador/a acude a la vía judicial se estaría vulnerando el derecho constitucional a una tutela judicial efectiva y sufriría indefensión, ya que un acto presunto (por silencio administrativo) que determina el alta médica, será una prueba contra la que el trabajador/a tendrá que demostrar que no es correcta, inversión de la carga de la prueba, además de la posible aplicación de tasas judiciales.

INEFICAZ E INNECESARIA

  • Los médicos del Sistema Público de Salud son los únicos responsables legales y se cuestiona su profesionalidad.-
  • Se aumenta sin justificación la burocracia en la tramitación del proceso en detrimento del tiempo que se presta a la asistencia sanitaria.
  • No se respeta el criterio clínico de los médicos del Servicio Público de Salud, ya que ante la falta de recursos y medios derivados de los recortes en sanidad, si no contesta en 4 días desde que la Mutua presenta la propuesta de alta, se concede la misma por silencio administrativo. Por tanto, el médico del Servicio Público de Salud se convierte en responsable del alta médica (por no responder en plazo) sin ser el causante (en caso de silencio administrativo). 
  • No se establece ningún control por parte de la Seguridad Social sobre las actuaciones de las Mutuas, y además no regula qué hacer ante posibles incumplimientos de las Mutuas ni cuáles son sus responsabilidades.
  • Atenta contra el derecho a la confidencialidad y a la protección de los datos médicos y personales del trabajador/a. Las Mutuas pueden acceder a la historia clínica del trabajador/a en el Servicio Público de Salud, sin pedirle consentimiento expreso, y sin que éste se entere, sobre todo teniendo en cuenta que las Mutuas son asociaciones de empresarios, por tanto, privadas, y sus médicos no forman parte del Sistema Nacional de Salud. 
  • Supone una invasión competencial en relación a las CCAA.- Hasta ahora la ley estatal regulaba lo que debía hacerse en los procesos de IT, y las CCAA determinaban cómo hacerlo. Este proyecto de RD rompe este esquema, y las CCAA ya no pueden determinar cómo realizar y ejecutan las normas jurídicas. En otras palabras, el sistema sanitario público de las CCAA es meramente subsidiario del Estado, lo cual supone una recentralización no contemplada en la Constitución.
Un ejemplo; en el año 2012, en Catalunya el porcentaje de propuestas de altas
aceptadas fue del 59’08% y en Navarra del 58’04%, en el resto de CCAA el porcentaje varía entre el 71% y el 89%. Mientras que en Catalunya el plazo de contestación en días es de 6’57, en el resto de CCAA el número varía entre 7 y 15 días.
  • No sirve para reducir el absentismo.- En estos momentos en que existe una reducción significativa del absentismo asociado a un incremento del “presentismo”, entendido como el acudir al puesto de trabajo pese a estar enfermo, con el riesgo de errores, contagios y/o accidentes laborales, no tiene sentido una norma que prima una reducción de las bajas médicas en lugar de garantizar una protección eficaz de la salud y de la asistencia sanitaria a los trabajadores/as.

LA SALUD, TU DERECHO